Portada/Actualidad/Charlas ICOM en Viena: “ Recursos para la protección del patrimonio, de Palmira a Cirene”
 

Charlas ICOM en Viena: “ Recursos para la protección del patrimonio, de Palmira a Cirene”

El jueves 26 de abril de 2016 se celebró una nueva sesión de las “ICOM Palmyra talks”, en el “Kunsthistorisches Museum Wien”, (Austria), reuniendo a 200 asistentes.

Charlas ICOM en Viena: “ Recursos para la protección del patrimonio, de Palmira a Cirene”

El Presidente de ICOM Austria y la Directora del Museo Judío de Viena, la Dra. Danielle Spera, inauguraron un evento que tenía como objetivo concienciar al público en general de las amenazas a emplazamientos  patrimoniales a causa de la guerra y la destrucción, especialmente en Libia, así como  presentar soluciones para la protección del patrimonio cultural. En esta ocasión, el ICOM presentó la traducción al alemán de su Lista Roja de Emergencia de Bienes Culturales Libios, tras la presentación inicial en diciembre de 2015 en árabe, inglés y francés. En sus comentarios iniciales, el Presidente del ICOM, Hans-Martin Hinz destacó el ímpetu de la organización en la protección de bienes culturales, tanto dentro como fuera de los museos desde su fundación hace 70 años – “uno de nuestros objetivos comunes más importantes” – para añadir después: “El ICOM ha publicado durante 15 años las Listas Rojas de bienes culturales en peligro para llamar la atención de las fuerzas del orden, las casas de subastas, los museos, los marchantes, etc  […] Las listas se han convertido en un ejemplo de éxito, puesto que han servido para identificar objetos y devolverlos a sus países de origen.”

Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, pronunció el discurso central titulado “ La cultura Atacada – Salvar nuestro Patrimonio Cultural Mundial”, en el que destacó la importancia de la cultura para cohesionar la sociedad ante el violento extremismo por el que se han producido persecuciones, se ha derramado sangre y se ha procedido a la destrucción deliberada del patrimonio común de la humanidad en los últimos años, especialmente en Irak, Libia y Siria. Bokova remarcó que “la violencia no tiene fronteras: afecta a todos los Estados y debemos responder en conjunto […] El patrimonio nos recuerda que no existe una cultura pura – todos estamos conectados puesto que la cultura es permeable y nos influye (a unos y otros).

La Directora General de la UNESCO aludió a la campaña #Unite4Heritage, un movimiento global que invita a cualquiera a manifestarse en contra del extremismo y alabar los lugares, bienes y tradiciones culturales que enriquecen a todas  las comunidades  por todo el  d mundo.

Bokova aplaudió el esfuerzo austríaco en la protección del patrimonio cultural, en especial como copatrocinador del programa de la UNESCO de medidas de emergencia para proteger el patrimonio sirio, evaluar los daños y formar a los profesionales. Como anfitriona de la charla del día, dijo: “Podemos convertir Palmira en un símbolo de unidad en la comunidad internacional para responder a los ataques sobre el patrimonio con más cultura todavía, más conocimientos y más dignidad […] No se trata de piedras y monumentos, se trata de lo que somos como seres humanos, se trata de la historia de todo un pueblo.” La Directora General de la UNESCO recordó que, del 9 al 11 de mayo en Túnez, se celebrará un encuentro internacional de expertos para coordinar los trabajos para proteger el patrimonio libio. La organización corre a cargo de la UNESCO y el ICCROM, con el apoyo de la Embajada de EE. UU. en Libia, y codo con codo con las instituciones libias relevantes.  Bokova añadió  “ En los últimos 15 años las Lista Rojas del ICOM han renovado de forma considerable la forma en que luchamos contra el tráfico ilícito y la UNESCO está determinada a continuar  trabajando con el ICOM para terminar con esta plaga”

France Desmarais, Directora de Programas y Asociaciones del ICOM, presentó a continuación la versión en alemán de la lista roja libia, editada por el ICOM con el apoyo del Departamento de Estado de EE. UU., el asesoramiento científico de Vincent Michel, Director de la Misión Arqueológica de Francia en Libia, y un grupo de otros 12 expertos de Libia, EE. UU. y Europa. La lista comprende varias categorías de objetos susceptibles de tráfico, entre los que se incluyen esculturas funerarias y bustos, objetos de los períodos griego, púnico y romano y de las eras musulmana y medieval. Desmarais comparó el saqueo sistemático de bienes culturales en Libia y otros países en conflicto como “una aniquilación cultural silenciosa”, y describió como los  saqueos se producen “porque existe un mercado para dichos objetos preciados”. Reiteró la necesidad que tienen las naciones e instituciones de trabajar en conjunto para erradicar el expolio y el comercio ilegal, e insistió en el valor incalculable del “ expertise”  en bienes culturales móviles que ofrece la red del ICOM, que se debe ofrecer sin reservas “para ayudar a identificar, interceptar, confiscar y, por último, devolver los bienes saqueados.” El Dr. Hafed Walda, Asesor Académico del Presidente del Departamento de Antigüedades de Libia, y uno de los expertos que contribuyeron en la lista roja libia, fue invitado  a  exponer las amenazas que existen en la actualidad sobre el patrimonio cultural en su país.

Para terminar, Desmarais dio motivos para la esperanza, sobre  la efectividad de la cooperación en el  momento actual  y en el futuro,  para proteger el patrimonio cultural de la humanidad: “la atención e interés que han suscitado las últimas presentaciones de las listas rojas […] indica claramente que estamos aprendiendo algo de esta crisis sin parangón […] con la vista puesta en un objetivo: hacer que la venta ilegal de objetos culturales resulte muy complicada, si no imposible.”