Portada/Actualidad/“La libertad nos une”
 

“La libertad nos une”

En agosto de 2017 el lema del 73º Aniversario del Levantamiento de Varsovia atrajo a miles de personas de todas las generaciones al Museo del Levantamiento de Varsovia y a una gran variedad de eventos de conmemoración de este dramático episodio de la historia de la ciudad.

Por Katarzyna Kienhuis, Departamento de Exposiciones Externas, Museo del Levantamiento de Varsovia

“La libertad nos une”

El Museo del Levantamiento de Varsovia es una institución cultural polaca cuya exposición permanente muestra las dificultades y la vida diaria de los habitantes de la ciudad durante el Levantamiento de Varsovia de 1944 (del 1 de agosto al 2 de octubre de 1944). Se trata de un momento decisivo de la historia moderna de Polonia, la culminación de la Operación Tempestad (Burza, en polaco) del Ejército Nacional Clandestino Polaco. La insurrección pretendía liberar a Polonia durante el repliegue Nazi tras cinco años de cruenta ocupación. El objetivo del Levantamiento era crear una administración polaca libre y evitar que la Unión Soviética tomara el poder. En el Levantamiento de Varsovia no solo participaron fuerzas militares, sino también civiles no combatientes. Se convirtió en una de las grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial y resultó en la destrucción total de la capital polaca. Varsovia quedó arrasada y en el proceso murieron entre 150.000 y 180.000 polacos. Mientras tanto, el Ejército Rojo de Stalin, a solo unos kilómetros de distancia, observaba una Varsovia en llamas. La capital en ruinas fue lentamente reconstruida a lo largo de las cinco décadas posteriores bajo la atenta mirada de los soviéticos.

 

Los trabajadores del Museo del Levantamiento de Varsovia dirigen investigaciones científicas y actividades educativas sobre el Estado Polaco Clandestino de la Segunda Guerra Mundial, y el archivo de historia oral del museo cuenta con una colección de casi 4.000 entrevistas a insurgentes y civiles. Al lado del museo se encuentra el Parque de la Libertad, en el que hay un muro conmemorativo en el que se pueden leer los nombres de 11.000 soldados del Ejército Nacional caídos durante el Levantamiento. Sin embargo, aquellos que sobrevivieron y siguen vivos son los participantes más destacados de la vida del museo y su contribución a la labor educativa como testigos del acontecimiento representa un valor incalculable.

 

Todos los años, a principios de agosto, para conmemorar el Levantamiento, el museo se convierte en un punto clave del paisaje cultural polaco, es cuando la historia y el recuerdo se trasladan al centro de los acontecimientos artísticos contemporáneos. Y como estos eventos no se limitan al interior del museo, se ha mejorado mucho la accesibilidad a los mismos.

Leer más