Portada/Actualidad/La red de museos y centros culturales de la región de Los Ríos, Chile
 

La red de museos y centros culturales de la región de Los Ríos, Chile

Un caso de estudio en el contexto de la Mesa de Santiago de 1972
Por Karin Weil González y Simón Urbina Araya, Dirección Museológica, Universidad Austral de Chile

La red de museos y centros culturales de la región de Los Ríos, Chile

Members of the Network of Museums and Cultural Centres of the Los Ríos Region at the inauguration of the 12th Chilean Museum Days in Valdivia, 2016 ©Héctor Andrade

La historia de los museos en Latinoamérica es relativamente reciente si la comparamos con la de los países de Europa y Oceanía. Los museos empezaron a surgir  tras los movimientos de independencia de España, al tenor de nuevas inquietudes y coyunturas políticas y culturales. Junto a las escuelas, bibliotecas y teatros, los primeros museos en Latinoamérica aparecieron como referentes de las nacientes repúblicas americanas. Estas instituciones se apresuraron en la búsqueda de símbolos y se convirtieron en medios de creación, cohesión y protección de las nuevas identidades nacionales (Gant 2007).

 

El Museo de Historia Natural de Santiago fue el primer museo fundado en Chile. Fue el resultado de una emergente toma de conciencia nacional sobre la necesidad de comprender científicamente la naturaleza, la tierra y sus habitantes nativos. Se fundó en el año 1830, siendo su primer director el reconocido naturalista francés Claudio Gay. El Museo de Bellas Artes se estableció cincuenta años después. Como consecuencia de la reciente importancia de la industria minera en el norte de Chile, se fundó el Museo Mineralógico en 1887 en la ciudad de La Serena. A finales del siglo XIX, los misioneros salesianos establecieron su propio museo en el extremo sur del país, en la ciudad de Punta Arenas, justo al norte del Estrecho de Magallanes, con el propósito de almacenar colecciones relacionadas a la historia natural y cultural de los habitantes nativos de la región.

 

Después de este período interés inicial, no fue hasta mediados del siglo XX que los gobiernos, las asociaciones científicas, las universidades y las organizaciones privadas desarrollaron un interés en crear nuevos espacios museísticos y galerías para colecciones, muchas de las cuales estaban especializadas en colecciones arqueológicas.

 

Leer más