Portada/Actualidad/Nueva identidad visual para el ICOM: Los logos del ICOM tienen su propia historia
 

Nueva identidad visual para el ICOM: Los logos del ICOM tienen su propia historia

El próximo 6 de julio se presentará la nueva identidad visual del Consejo Internacional de los Museos, con ocasión de la XXIV Conferencia General del ICOM en Milán. Este trabajo empezó en 2014, dentro del conjunto de las celebraciones del 70º aniversario del ICOM y de la presentación del nuevo plan estratégico para el periodo 2016 – 2019. Esta evolución toma el relevo de una identidad visual que se creó en 1994, y que pretende dar respuesta al cambio de una organización que ha visto cómo su número de miembros se triplicaba a lo largo de las últimas dos décadas: de 12.000 afiliados en 1996 a 36.000 en 2016.

Nueva identidad visual para el ICOM:  Los logos del ICOM tienen su propia historia

Ver Teaser 1

Ver Teaser 2

Fundado poco después de la II Guerra Mundial, el ICOM no ha parado de evolucionar durante sus 70 años de existencia. En 1946, Chauncey J. Hamlin, entonces Director del Museo de Ciencia de Búfalo, reunió a un pequeño grupo de profesionales para buscar una “mejor cooperación internacional entre los museos”. Con una red repartida en 136 países y territorios y 149 comités, el ICOM se convirtió desde ese momento en una organización referente para la comunidad mundial de los museos.

El primer logo del ICOM data de 1946, período de posguerra marcado principalmente por la creación de la ONU y de la UNESCO, dos instituciones fundadas sobre la voluntad común de mantener la paz duradera entre los Estados. Estos mismos valores de compartir y diversidad animan a los participantes reunidos en el Museo del Louvre, del 16 al 20 de noviembre de 1946, para la asamblea constituyente del ICOM. Los representantes de 14 naciones – Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos de América, Francia, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia, Suiza, Reino Unido, Checoslovaquia – conciben entonces la primera identidad visual del ICOM. Este logo circular, muy marcado por el modelo de la ONU, toma la imagen de un mapamundi en proyección polar. El acrónimo “ICOM” se integra en el círculo, mientras que el énfasis se hace en las letras “CO”, que conforman en el centro la abreviación del término inglés “community”. Se valora mucho en ese momento la noción de conjunto. Esta imagen subraya la función original (y todavía actual) del ICOM: federar a los profesionales de los museos de todo el mundo, en torno a unos objetivos comunes de preservación, conservación y transmisión de bienes culturales. Esta identidad visual será la que utilice el ICOM hasta 1966.

Al igual que en aquel momento, la nueva identidad visual que se presentará hará énfasis en estos valores fundamentales de comunidad y universalidad.

El segundo logo aparece en 1966, año en el que el ICOM celebraba su 20º aniversario y el éxito de su segunda Campaña Internacional de los Museos. Para tal ocasión, la organización cambió de piel y adoptó un nuevo logo. El acrónimo se ubicó debajo de un ojo alargado, en el que la pupila representa un globo terráqueo. El rigor y la austeridad del diseño reflejan a la perfección el contexto geopolítico de guerra fría. En una época de división, el ICOM continúa promoviendo la causa de una comunidad de los museos unida bajo una institución fuerte, neutra e universal. En 1972, el ICOM adopta una nueva versión de la identidad creada en 1966. En esta nueva versión, el ojo pierde su monumentalidad y se integra en el acrónimo ICOM, en el que sustituye a la letra “O”. Se abandona el blanco en favor del blanco y negro. Esta tercera identidad se utilizaría hasta 1995. Hasta el momento, este logo es el que más tiempo ha representado la identidad del ICOM.

La nueva identidad que se ha creado para el ICOM también propone un elemento gráfico en el lugar de una de las letras del acrónimo ICOM. La simplicidad de las formas de los logos de 1966 y 1972 también se conserva para reproducir mejor el papel fundamental del ICOM: servir a los museos.

En último lugar, el ICOM decide refundir al completo su identidad en 1992. En un contexto geopolítico más tranquilo, marcado por el final de la guerra fría y, para dar respuesta al notable aumento de sus miembros, la organización aspira a un cambio. Por ello, el ICOM encarga a la agencia M&N la elaboración de un nuevo logo, que no se empezará a utilizar hasta 1995. Esta nueva imagen recupera el azul que domina las instituciones internacionales. Por primera vez, el acrónimo ICOM se explicita en “Consejo Internacional de Museos”, en las dos lenguas oficiales del momento, que serán 3 a partir de 2001. Este nuevo logo resalta la complejidad y la pluralidad de los actores que forman parte en la actualidad del ICOM. La letra “I”, compuesta de pequeños segmentos en paralelo, evoca la diversidad de los comités del ICOM. La “O”, elemento central de la imagen, aparece resaltada por una coma flotante. La imagen resalta la universalidad de una red en la que la acción se propaga por todo el mundo. La fuente, la tipografía y el grosor se enmarcan en dicha época, para hacer del ICOM una organización moderna.

El color azul, ya afianzado en la imagen “icomiana”, seguirá siendo dominante en la nueva identidad de la asociación. Para el resto… habrá que esperar hasta el 6 de julio.

¡Venga a Milán para descubrir la nueva identidad visual del ICOM en la Conferencia General! Hemos preparado muchas sorpresas que acompañarán este cambio. ¿Están preparados?