Misiones

El Consejo internacional de museos trabaja al servicio de la sociedad y de su desarrollo y se compromete a garantizar la conservación y la transmisión de los bienes culturales.
Establecer estándares de excelencia 
El ICOM establece normas y estándares necesarios para los museos tanto para su concepción como para la administración y la organización de sus colecciones. El Código de deontología del ICOM para los museos es una obra de referencia en la comunidad museística mundial y fija las normas mínimas de prácticas y resultados profesionales para los museos y sus empleados. Leer más

Resoluciones aprobadas por la Asamblea General (1946-presente)

La Conferencia General puede presentar a la Asamblea General resoluciones que emanen de sus deliberaciones.

Resoluciones

Fundadores

Chauncey Jerome Hamlin

Chauncey Jerome Hamlin (1881 – 1963)

Presidente del ICOM (1946 – 1953)

El ICOM, que lleva medio siglo conservando su acrónimo en inglés es la creación del Presidente del Fideicomisario del Museo de ciencias de Buffalo, el Estadounidense Chauncey J. Hamlin.

Así es como Hamlin recuerda el inicio de esta aventura: “Cuando en 1945 vi por primera vez a Georges Salles, que entonces era el Director de los museos de Francia para proponerle crear el Consejo internacional de museos, se entusiasmó y me dio su aprobación inmediatamente. Aceptó firmar una circular para convocar a los museólogos más eminentes del mundo a un encuentro internacional organizado en el Louvre en noviembre de 1946. Gracias a su consentimiento, conseguí el apoyo del Director del British Museum de Londres.”

Chauncey Jerome Hamlin, que fue el fundador y el primer Presidente del ICOM nació en Buffalo (Estados Unidos) en 1881. En 1912, hizo campaña a favor de Theodore Roosevelt. Sirvió durante la Primera Guerra mundial y combatió en Verdún (Francia). Tras regresar a Estados Unidos, fue nombrado en 1919 Vicepresidente de la Buffalo Society of Natural Science, de la cual llegó a ser Presidente de 1920 a 1948. Su interés por las actividades museísticas lo llevó a ser el Presidente de la Asociación americana de museos entre 1923 y 1929.

Durante toda su vida, Hamlin llevó un interés a la música (fue el Presidente de la Sociedad de música de cámara de Buffalo y el Director de la Sociedad filarmónica de la ciudad). Este detalle es una curiosa coincidencia con G. H. Rivière que llegó a ser su primer colaborador en la dirección del ICOM, apasionado de música y pianista confirmado.

Como Presidente del ICOM, Hamlin dedicó toda su energía para crear una organización sólida, capaz de desarrollar una cooperación internacional entre los distintos museos del mundo. Efectuó numerosos viajes a París a lo largo de su mandato.

Gracias a su pragmatismo, el Presidente recibió el reconocimiento de la UNESCO, lo cual le permitió firmar en 1947 un acuerdo de cooperación. Desde entonces el ICOM pudo beneficiarse de subvenciones, de una sede en la avenida Kléber en París y de un centro de documentación, que se convirtió más adelante en el Centro de documentación UNESCO-ICOM. Misión cumplida: el ICOM vio la luz.

 

Georges Salles

Georges Salles (1889 - 1966)

Segundo Presidente del ICOM (1953 – 1959)

Después de la Conferencia general organizada en Italia en 1953, Georges Salle (Francia) sucedió a Chauncey J. Hamlin y se convirtió en el segundo Presidente del ICOM. De hecho, Georges Salles acompañó a Hamlin desde la creación de la Organización. Formaba parte de un grupo reducido de personas que, en cuanto terminó la Segunda Guerra mundial sintieron la necesidad de crear y desarrollar una cooperación entre los museos del mundo. Georges Salles dedicó su vida entera a la ciencia, a los museos y al humanismo. Nació en 1889 y es el nieto del famoso constructor de la Torre Eiffel. Titular de un diploma en literatura y derecho, estuvo inmerso muy pronto en el mundo de las artes y de la literatura. Coleccionista y especialista de las civilizaciones de Oriente y de Extremo Oriente, fue en primer lugar agregado al museo del Louvre, y en 1941 llegó a ser Director conservador del museo Guimet. Fue nombrado Director de los Museos de Francia de 1945 a 1957. Fue entonces cuando, junto con Hamlin, se convirtió en el Presidente del Comité consultivo en 1948. En 1953, fue elegido Presidente del ICOM por tres años, y durante este periodo se planteó dos objetivos: el ICOM debe servir la institución y las profesiones museísticas; el ICOM debe adaptarse constantemente a la evolución de los museos. La organización lleva respetando este legado espiritual desde hace medio siglo. Además, Georges Salles era consciente de la importancia de las relaciones internacionales. Participaba en las actividades del ICOM en colaboración con los 45 países miembros de la organización. Durante la quinta Conferencia general del ICOM organizada en Estocolmo en 1959, Georges Salles fue elegido miembro de honor del ICOM, tras la proposición del Chauncey J. Hamlin que declaró: “Desde hace trece años, Georges Salles se ha dedicado constantemente a los intereses del ICOM… Todas nuestras reuniones de Comité que fueron organizadas en París pudieron tener lugar en el Louvre gracias a él…”. Georges Salles siempre se esforzó en hacer que el ICOM conservara su carácter sumamente profesional y su influencia internacional.