Los museos no tienen fronteras,
tienen una red

Todas las noticias

mayo 26, 2020

COVID-19 Museos, profesionales de los museos y COVID-19: el ICOM y la UNESCO publican sus informes completos

La pandemia de COVID-19 ha interrumpido las actividades de los museos en todo el mundo, amenazando su supervivencia financiera así como el sustento de miles de profesionales de los museos.

Para reunir informaciones sobre la forma en que el actual brote de COVID-19 está afectando y afectará al sector cultural a corto y largo plazo, el ICOM puso en marcha una encuesta mundial para analizar el impacto del confinamiento en torno a 5 temas: la situación de los museos y de su personal, el impacto económico previsto, la tecnología digital y la comunicación, la seguridad y la conservación de las colecciones, los profesionales independientes de los museos.

En el informe se analizaron alrededor de 1.600 respuestas entregadas entre el 7 de abril y el 7 de mayo por museos y profesionales de los museos desde 107 países y cinco continentes.

Paralelamente, el informe de la UNESCO “Museos en el mundo frente el COVID-19” (mayo de 2020) contiene los resultados de la encuesta mundial de la UNESCO sobre el impacto del COVID-19 en los museos. El informe ofrece nuevas perspectivas sobre las cifras y las principales tendencias de los museos de todo el mundo, las medidas que han adoptado los museos en respuesta a la pandemia y las acciones propuestas para las secuelas de la crisis. En el informe se subraya la capacidad de resiliencia de los museos, así como los retos a los que se enfrentan en sus esfuerzos por seguir promoviendo el acceso a la cultura

Lea el informe ICOM completo

Comunicado de prensa

Resumen de las conclusiones

  • En abril, casi todos los museos del mundo permanecieron cerrados a causa de la pandemia de COVID-19, según el 94,7% de los encuestados.
  • Durante el confinamiento, muchos museos reforzaron sus actividades digitales. Aunque casi la mitad de los encuestados respondieron que su museo ya estaba presente en los medios sociales o compartía sus colecciones en línea antes del confinamiento, las actividades de comunicación digital aumentaron al menos en el 15% de los museos. En particular, más de la mitad de los museos decidieron reforzar sus actividades en las redes sociales.
  • La mayoría de los profesionales de los museos siguen trabajando desde casa: en el 84% de los museos, al menos una parte del personal trabajó desde casa durante el confinamiento.
  • La situación de los empleados permanentes parece relativamente estable. Aún así, en el 6% de los casos los contratos no fueron renovados o terminados.
  • La situación de los profesionales autónomos de los museos es alarmante: el 16,1% de los encuestados fue despedido provisionalmente, y al 22,6% no se les renovó su contrato. El sector de los autónomos es muy frágil: el 56,4% de los encuestados declaró que tendrá que suspender el pago de su propio salario como resultado de la crisis; el 39,4% dijo que se irá reduciendo el personal en sus empresas.
  • Del mismo modo, casi todos los museos del mundo reducirán sus actividades a causa de la pandemia de COVID-19; casi un tercio entre ellos reducirá su personal y más de una décima parte se verá obligada a cerrar permanentemente. El 82,6% de los encuestados estima que se tendrán que reducir los programas de los museos y el 29,8% prevé recortes del personal. El 12,8% de los participantes teme que su museo pueda cerrar.
  • Los cierres afectan especialmente a las regiones donde los museos son menos por cantidad y más recientes, con estructuras de gestión todavía frágiles: entre los encuestados de los países africanos, asiáticos y árabes, el 24, el 27 y el 39%, respectivamente, teme que los museos puedan cerrar, en comparación con sólo el 12, el 10 y el 8% de América Latina y Caribe, de América del Norte y de Europa.
  • En general, la seguridad y la conservación del patrimonio de los museos continuó durante el confinamiento: alrededor del 80% de los encuestados dijo que se mantuvieron o incluso aumentaron las medidas de seguridad y conservación, para hacer frente a la falta de personal in situ. Sin embargo, en África, en América Latina y en el Caribe estas medidas son consideradas insuficientes casi por el 20% de los encuestados.

Una vez más, el ICOM, en representación de la comunidad internacional de los museos, exhorta a los responsables políticos y de la toma de decisiones a que se asignen urgentemente fondos de ayuda para salvar a los museos y a sus profesionales, de modo que puedan sobrevivir a esta crisis y continuar su vital misión de servicio público. El proceso de restauración social y económica de nuestras sociedades después del brote de COVID-19 será largo y complejo. Los museos, como lugares incomparables de encuentro y aprendizaje para todos, tendrán un importante papel en la reparación y en el fortalecimiento del tejido social de las comunidades afectadas.