Museums have no borders,
they have a network

All news

abril 26, 2020

Enfoque Cambio climático y derechos de autor: el desafío de proteger nuestro patrimonio

Hoy en día, la supervivencia del patrimonio cultural mundial está en peligro ante la amenaza cada vez mayor del cambio climático.

Las costas están amenazadas por el aumento del nivel del mar, las tormentas violentas y la erosión costera; en tierra firme, huracanes y monzones tienen efectos desastrosos. El aumento de las precipitaciones y de la salinidad puede debilitar las estructuras de los edificios y agravar el riesgo de fragilidad del suelo. Además, la sequía agrava el riesgo de incendio.

Por lo tanto, algunos museos se ven obligados a cerrar provisionalmente sus colecciones para que las altas temperaturas no dañen sus obras; otros están sujetos a la subida de las aguas (todos los museos cerca de las costas, en las islas del Pacífico en particular) o a las inundaciones de los ríos (como los museos de París o Venecia). Los incendios forestales que devastaron California en el otoño de 2019, y Australia a principios de este año, amenazaron a muchas instituciones culturales, obligando a algunos museos a trasladar sus colecciones para evitar su desaparición.

Como las colecciones de museos, bibliotecas y archivos se enfrentan a la amenaza del cambio climático, la vida, la historia y la identidad, no sólo de una comunidad sino también de toda la humanidad, está en peligro de extinción. Por lo tanto, un factor crucial para mitigar el cambio climático reside en el compromiso de preservar nuestro patrimonio.

Museos de todo el mundo están desplegando esfuerzos considerables para adoptar medidas de respuesta y de gestión de riesgos. Además, estas deben ir acompañadas por copias de conservación, mediante la digitalización y el almacenamiento ilimitado en línea, para asegurar la supervivencia de las obras, proporcionando un apoyo para su restauración. Cuando se conservan obras dentro de los países, debe haber una excepción al derecho de autor que permita hacer copias. Para lograrlo, los museos deben contar con el apoyo de leyes adecuadas de derechos de autor.

El derecho de autor para la preservación del patrimonio

Cuando los museos no detentan los derechos de autor correspondientes, están obligados a pedir permiso a los titulares de los derechos, teniendo que pagar, posiblemente, por ese permiso. Esto también se aplica a las cuestiones de preservación, a menos que un país se vea beneficiado por limitaciones y excepciones que permitan a los museos hacer copias de preservación.

En 2019, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) celebró tres seminarios regionales (en Singapur, Nairobi y Santo Domingo) para analizar la situación de las bibliotecas, los archivos y los museos, así como de las instituciones educativas y de investigación, con respecto al sistema de limitaciones y excepciones. Los resultados de estas reuniones demostraron hasta qué punto los museos eran los menos apoyados por sus leyes nacionales para hacer copias de preservación.

Esto se debe ya sea a la inexistencia de leyes o a la incertidumbre jurídica. En 2019, la Unión Europea aprobó una directiva que permite una excepción para las copias de preservación, pero esta medida sólo es aplicable a una parte del mundo y, por lo tanto, está limitada. Esta desigualdad y disparidad se ve agravada por la falta de medidas internacionales y nacionales que impide a los museos cumplir su misión de preservar nuestro patrimonio cultural y garantizar al mismo tiempo la cooperación transfronteriza.

Llamando a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y a las partes interesadas a que se adopten medidas, antes de que sea demasiado tarde.

Por estas razones, el ICOM, junto con el Consejo Internacional de Archivos (ICA) y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA), ha estado abogando desde 2014 ante la OMPI para que se escuchen las voces de los museos y se obtengan leyes internacionales de derecho de autor que puedan responder a los problemas específicos de derecho de autor a que hacen frente las instituciones del patrimonio.

Una oportunidad para que nuestras necesidades sean escuchadas es el Día Mundial de la Propiedad Intelectual (organizado cada año por la OMPI el 26 de abril) que se dedica este año a la innovación para un futuro verde. El ICOM, junto con la IFLA, la EIFL (Información Electrónica para Bibliotecas), el ICA y la SAA (Sociedad de Archiveros Americanos) han redactado un llamado a la acción para alentar a la OMPI y a todos los responsables en materia de derecho de autor a que tomen medidas, a nivel nacional e internacional, para garantizar que bibliotecas, archivos y museos puedan preservar nuestro patrimonio cultural y el conocimiento común antes de que desaparezca por los efectos devastadores del cambio climático.

Si usted representa a un Comité Nacional, un Comité Internacional, una Alianza Regional, una Organización Afiliada, un museo, un individuo o una organización que sostiene nuestros objetivos, puede adherirse como signatario rellenando este formulario.