Museums have no borders,
they have a network

All news

junio 6, 2020

ICOM Voices ¿Cómo están contribuyendo los museos botsuanos a la lucha contra el cambio climático?

Goabaone Montsho

Comisario de Etnología del Museo Nacional de Botsuana

Palabras clave: cambio climático; Botsuana; museos comunitarios; concienciación; mediación

Las instituciones museísticas, ya sea en países desarrollados o en desarrollo, están bien posicionadas, social y culturalmente, para dirigirse a su público, concienciar y promover los cambios de comportamiento necesarios para combatir el calentamiento global. Muchas sociedades de países en desarrollo están sufriendo seriamente las consecuencias del cambio climático por el drástico impacto que tiene en la sostenibilidad de sus métodos tradicionales de subsistencia, los cuales se basan principalmente en los recursos naturales. En respuesta a este problema, el Museo Nacional de Botsuana y otros muchos museos comunitarios bajo sus auspicios, como los museos de Tsodilo Hills y Kuru, están concentrando sus esfuerzos para preservar el patrimonio cultural local, material e inmaterial, que se encuentra al borde de la extinción por medio de exposiciones, educación, investigación y colaboración con las comunidades autóctonas.

Concienciar a través del conocimiento tradicional y científico

El Museo Nacional de Botsuana promueve los métodos de preservación autóctonos que respetan el medioambiente. Tradicionalmente, las comunidades botsuanas han utilizado recursos como hierbas autóctonas, madera, ceniza o excrementos de vaca para controlar las infestaciones por plagas en sus cultivos, lugares de almacenamiento de alimentos, viviendas, etc. El hecho de dar a conocer estos métodos dentro del museo podría contribuir a la preservación a largo plazo de la biodiversidad y el medioambiente. Pasar de utilizar pesticidas que son tóxicos para el medioambiente a utilizar pesticidas ecológicos es una solución que contribuye a proteger el ecosistema. El boletín anual del Museo Nacional, “The Zebra’s Voice”, es una plataforma en la que se publican ideas innovadoras y diálogos sobre tecnología ecológica.

Concienciar a través de programas educativos

Los museos de países en desarrollo pueden utilizar su capital cultural para transmitir a su público local los mensajes sobre el cambio climático a través de exposiciones y programas de divulgación. Un ejemplo es el programa de divulgación sobre etnografía gestionado por el Museo Nacional de Botsuana, conocido como Pitse ya Naga mo Maotwaneng, que significa “una cebra en movimiento”. Como parte de este programa, un comisario organiza excursiones educativas para alumnos de primaria a zonas remotas del país donde los niños aprenden sobre cultura y medioambiente, así como sobre métodos autóctonos de conservación, subsistencia, ecología y arte. El objetivo es concienciarles e inculcarles responsabilidad. A través del programa Pitse ya Naga mo Maotwaneng, los niños pueden comprender el impacto en su medioambiente de los métodos modernos de consumo frente a los métodos de subsistencia tradicionales. Aprenden que el planeta Tierra está desbordado por los efectos colaterales del modelo económico actual basado en el consumo.

Un comisario del Museo Nacional de Botsuana enseña cultura a alumnos de primaria como parte del programa de divulgación Pitse ya Naga mo Maotwaneng. © Museo Nacional de Botsuana

Museos como mediadores sociales para las comunidades locales

Para las personas que viven en zonas remotas de Botsuana resulta difícil acceder a información sobre el cambio climático a través de plataformas escritas o en línea. Sin embargo, las exposiciones temáticas ilustradas pueden resultar instrumentales a la hora de contar la historia de la justicia climática a través de objetos e imágenes relevantes. El concepto del cambio climático es difícil de comprender para las personas que viven en zonas rurales, especialmente si tenemos en cuenta que sus idiomas no suelen incluir jerga ni términos científicos, como “huella de carbono”, “capa de ozono”, etc. El papel de los museos consiste en eliminar las barreras de comunicación relacionadas con el calentamiento global a través de asociaciones con comunidades locales dirigidas a concienciar a sus miembros. Se podrían utilizar métodos educativos tradicionales para transmitir el mensaje a estas comunidades locales de Botsuana. Un ejemplo es la transmisión tradicional de conocimientos a través de historias y leyendas populares contadas en torno a una hoguera al caer la tarde. Resulta imperativo que los museos comunitarios reproduzcan un escenario parecido e incluyan en sus programas reuniones con su público alrededor de una hoguera en las que se escuche y se hable sobre justicia climática y su impacto en el patrimonio local. Es en estos eventos cuando se puede lograr el consenso sobre estrategias culturalmente relevantes en relación con el cambio climático.

A través de sus redes sociales e internacionales los museos son capaces de actuar como defensores y representar a aquellas comunidades marginadas en lo que respecta a determinados problemas globales como la justicia climática. Los museos, en cuanto que agentes del cambio social, pueden conseguir que el debate sobre el cambio climático sea más accesible a todas las comunidades, independientemente de sus diferencias culturales.

 

Referencias y recursos:

James and Jocelyn Denbow.1993. Uncovering Botswana`s Past. Botswana: Government Printing.

National Museum, Monument and Art Gallery – Botswana (1988). The Zebra’s Voice, Vol. 2.

National Museum, Monument and Art Gallery – Botswana (1993). The Zebra’s Voice, Vol. 20, p. 20.

 

LEA TODOS LOS ARTÍCULOS DE ICOM VOICES

 

El ICOM no es responsable de las opiniones expresadas en el artículo, que incumben únicamente a su autor.

Para participar en la nueva convocatoria de ICOM Voices, compartiendo su experiencia, haga clic aquí.