Museums have no borders,
they have a network

All news

marzo 6, 2020

Enfoque Mujeres en los museos: Margaret M. Brayton y el Comité de Museos para Niños del ICOM

Los archivos del ICOM son un tesoro aún en gran parte inexplorado. En nuestra investigación más reciente, encontramos uno de los objetos más preciados de la historia del ICOM: la fotografía más antigua de nuestros archivos.

Al imaginar reuniones internacionales en la época del nacimiento del ICOM, en 1946, uno piensa inevitablemente en hombres trajeados con expresiones estoicas y tal vez una o dos mujeres al fondo. Para nuestra sorpresa, la imagen más antigua de los archivos del ICOM muestra lo contrario: un grupo de mujeres posando juntas en un ambiente relajado, con un sentido de camaradería casi palpable. Un simple título en el dorso describe la foto: “El Comité de Museos para Niños. París, 28 de junio – 3 de julio, 1948”.

El 28 de junio de 1948, 310 profesionales de los museos de 28 países se reunieron en la Casa de la UNESCO en París para la primera Conferencia General del ICOM: 44 oradores presentaron los resultados más recientes de los diferentes campos de la museística, centrándose en los esfuerzos de reconstrucción de posguerra y en los deberes educativos de los museos. Uno de esos oradores fue Margaret M. Brayton, presidenta del Comité de Museos para Niños. Pocos meses antes de la conferencia, había coordinado una reunión en Nueva York con sus miembros, la mayoría de ellos mujeres, para discutir sus valores y objetivos. Los resultados de esa reunión fueron presentados más tarde por Brayton en París durante la primera Conferencia General del ICOM, donde se tomó la fotografía. Fascinados por la insólita imagen, decidimos profundizar para descubrir la historia que escondía.

El ICOM fue fundado en 1946, después de las dos guerras mundiales. En esta época, los llamados al pacifismo y la unidad dieron origen a muchas organizaciones internacionales con el objetivo de enviar un mensaje: “nunca más”. El conflicto había terminado, pero la división se había plantado en la mente de las personas; aún quedaba un largo camino hacia la reconciliación. En aquel entonces, los pocos miembros originales de nuestra organización estaban convencidos de que, si la cultura de cada nación fuera más ampliamente conocida, habría un terreno más amplio para el entendimiento mutuo. Brayton, conservadora del Museo para Niños de Detroit, creía fervientemente en la necesidad de educar a las generaciones más jóvenes para establecer una paz duradera, así como en el papel clave de los museos para lograrlo.

Continuando nuestra investigación, encontramos el discurso inspirador que pronunció durante la primera Conferencia General del ICOM: un llamado para que todos los museos reconozcan su poder para dar forma a una nueva generación: “Los niños son los verdaderos internacionalistas. Por si mismos no reconocen barreras de raza o credo, pero crecen rápido y tenemos poco tiempo”.

Brayton creía fervientemente en la necesidad de educar a las generaciones más jóvenes para establecer una paz duradera, así como en el papel clave de los museos para lograrlo.

Para ella, la idea de incluir actividades educativas para niños en todos los museos era fundamental para superar las divisiones de la posguerra. “Todos los niños necesitan aprender ciertos principios básicos que gobiernan la existencia humana”, afirmó en su discurso, “tales como la supervivencia, la nutrición, la defensa, el poder, la cooperación, la libertad y la paz. Los museos tienen los recursos para dramatizar estos principios en materiales que los niños entienden y disfrutan”. Sin embargo, Brayton también reconoció que dependía de los adultos dar ejemplo a la próxima generación. “Todos nosotros podemos influir en la opinión de los jóvenes que conocemos: podemos examinar nuestra propia información y prejuicios sobre la situación mundial; podemos tratar de que ningún joven tenga prejuicios por nuestra culpa; podemos cultivar nuestro punto de vista global haciendo algo para para apreciar más otras culturas”.

“Los niños son los verdaderos internacionalistas. Por si mismos no reconocen barreras de raza o credo, pero crecen rápido y tenemos poco tiempo”.

Las Resoluciones presentadas por el Comité del Museo de los Niños en París fueron bien recibidas por los miembros. Alentada por el resultado, Brayton declaró que “el hecho de que estos líderes de museos reconozcan las crecientes contribuciones que los museos pueden hacer en el desarrollo de los ciudadanos del mundo de la próxima generación […] les da a los delegados de la Sección de Niños un renovado vigor para asumir más responsabilidades y hacer honor en todas sus iniciativas al próximo objetivo de la paz entre las naciones”.

AYÚDENOS A SACAR A LA LUZ #MUJERESENLOSMUSEOS

Margaret M. Brayton y las mujeres del Comité de Museos para Niños fueron pioneras; sin embargo, como muchas otras, sus historias y su trabajo fueron olvidados o ignorados. Es nuestra responsabilidad colectiva sacarlos a la luz. Este Día Internacional de las Mujeres celebramos #MujeresEnLosMuseos compartiendo los logros de mujeres notables de la Historia. ¡Participe en la celebración compartiendo sus historias en las redes sociales y usando el hashtag #MujeresEnLosMuseos!

¿Tiene más información sobre Margaret M. Brayton y los otros miembros del Comité de Museos para los Niños? Envíenos un correo electrónico a icom.network@icom.museum.