Los museos no tienen fronteras,
tienen una red

Todas las noticias

abril 29, 2020

COVID-19 Museos y COVID-19: 8 pasos para apoyar la resiliencia de las comunidades

Los sectores cultural y creativo están entre los más afectados por la actual crisis del coronavirus (COVID-19) y los museos no son una excepción. Reconocemos los múltiples desafíos a los que se enfrentan los museos y los profesionales de los museos durante este periodo e instamos a los dirigente políticos y responsables de la toma de decisiones a que asignen rápidamente fondos de emergencia para garantizar la sostenibilidad de los museos. El ICOM publicó una declaración a este respecto, disponible en nuestro sitio web.

Estamos siguiendo muy de cerca el impacto de la crisis en el sector museístico y aplaudimos las soluciones creativas que museos de todo el mundo han puesto en marcha para comunicarse con su público y seguir interactuando con sus diferentes comunidades. Somos conscientes de que no se trata simplemente de mantener a flote nuestras instituciones, sino también de movilizar sus esfuerzos y capacidades para promover la resiliencia comunitaria y una recuperación efectiva.

Junto con nuestras organizaciones asociadas, estamos buscando formas concretas para que museos y gobiernos de todos los niveles (local, regional y nacional) colaboren para garantizar que los museos sigan siendo una prioridad en la agenda de los dirigentes políticos . Además, nos gustaría ofrecer:

  • propuestas de acciones para que los museos y profesionales de los museos fomenten la resiliencia de las comunidades durante y después de la crisis del COVID-19, y
  • una selección de ejemplos de iniciativas museísticas y recursos útiles en el contexto actual.

 

1. Garantice primero su propia seguridad y bienestar

Tanto la seguridad de su museo como la seguridad y el bienestar de su personal son una prioridad. Usted les necesita a ellos tanto como ellos a usted para superar estos momentos difíciles, para la posterior recuperación de su organización y para reforzar la resiliencia ahora y después de la crisis. Resulta primordial respetar las recomendaciones de las instituciones estatales y sanitarias (como la Organización Mundial de la Salud).

Mientras tanto, escuche a sus empleados, compruebe sus necesidades en relación con la salud, la seguridad y las condiciones laborales (recursos, herramientas, materiales, etc.). Es posible que algunos tengan necesidades especiales para poder desarrollar su trabajo (desde casa, o en el lugar de trabajo) y, al mismo tiempo, proteger tanto su propia salud y bienestar como a sus seres queridos. Si algunos puestos de trabajo no pueden seguir con su actividad en las nuevas condiciones, hable con los trabajadores implicados sobre las distintas opciones para redistribuir el trabajo o para identificar tareas innovadoras y creativas que puedan ser útiles para su museo. Considere incluso la opción de permitir el trabajo voluntario comunitario durante el horario laboral (compruebe que las condiciones jurídicas y de seguridad lo permitan).

No olvide que puede que no siempre conozca las circunstancias específicas de sus trabajadores (p. ej. en cuestiones de salud, vivienda o familia) debido a la protección de datos personales y otras medidas protectoras. Sus circunstancias pueden conllevar necesidades específicas ante la actual crisis, por lo que quizás sea preferible evitar imponer soluciones generalizadas que podrían no ser válidas para todos y poner a algunos trabajadores en una situación no deseada. Recuerde que ellos no tienen por qué revelar sus datos personales pero es el deber de todostener en cuenta que es posible que las personas de nuestro entorno atraviesen circunstancias específicas.

Dedique tiempo durante el horario laboral, y espacio (en línea  o por teléfono), a que los equipos se adapten a la situación, intercambien opiniones, se apoyen mutuamente y exploren soluciones juntos.

Manténgase informado de la situación, tanto a nivel mundial como en el sector museístico:

Contacte con su comité nacional del ICOM  para obtener ayuda e intercambiar opiniones entre colegas.

La American Alliance of Museums (Alianza Estadounidense de Museos) publicó una página web titulada “COVID-19 Resources & Information for the Museum Field” y un artículo en el que explica cómo hacer uso de escenarios para planificar la respuesta de los museos al brote de COVID-19.

La Museums Association (Asociación de Museos) ha publicado varios artículos sobre distintos temas, incluyendo formas de gestionar al personal de los museos durante la crisis.

Las directrices éticas deben respetarse también durante estos tiempos difíciles que vivimos:

El Código de Deontología del ICOM  para los Museos es un texto de referencia que establece las normas para la práctica de los profesionales de los museos.

Contacte con IC Ethics, el nuevo comité internacional del ICOM,  para debatir sobre los asuntos éticos que están surgiendo durante este periodo.

2. Intente centrarse en lo que mejor está haciendo y busque alternativas para continuar con ello, pruebe nuevas opciones y revise las tradicionales

Continúe haciendo aquello que crea que es importante.

  • Puede resultar crucial mantener algunas de sus actividades. Si se cumplen las condiciones sanitarias y de seguridad necesarias, intente continuar con ellas.
  • Busque nuevas formas de mantener las actividades que no se pueden realizar en las nuevas circunstancias (p. ej. transformar los talleres familiares en tutoriales en línea o en eventos en directo).

Las épocas de cambio, difíciles o no, propician las nuevas experiencias y la posibilidad de probar otras cosas. En los medios de comunicación vemos muchos artículos que animan a la gente que se está quedando en casa a intentar aprender cosas nuevas, a mejorar sus actividades habituales o a crear nuevos hábitos saludables (como cocinar más o crear rutinas de deporte en casa). ¡Esto se puede aplicar también a las actividades profesionales! Ya que sus planes y sus hábitos se han visto alterados, ¿por qué no buscar nuevas formas de trabajar?

Por supuesto, algunas personas se están enfrentando a sobrecargas laborales, personales y emocionales, lo que dificulta que hagan todo esto, ya que deben centrarse primero en sus necesidades básicas. La idea no es añadir la presión por innovar al resto de las dificultades sino, en la medida de lo posible, buscar nuevas formas que alivien el trabajo o los esfuerzos que están realizando estos días a través del análisis de nuevas herramientas y la revisión de las herramientas tradicionales.

Intente diversificar las herramientas y canales de comunicación que utilice para comunicarse con su público. ¿Por qué no replantearse también sus normas y medidas de accesibilidad? Actualmente muchos museos están haciendo uno esfuerzos enormes relacionados con su oferta digital. Estas iniciativas son muy preciadas para un gran público, lo que se refleja en el notable aumento del número de visitantes de los sitios web. Sin embargo, no olvide que es posible que algunos grupos no tengan acceso o no estén familiarizados con las plataformas digitales. Si cree que puede ser relevante para su comunidad y para su museo, ayude a impulsar la alfabetización digital.

Puede encontrar en línea  muchos ejemplos de cómo están adaptando los museos sus actividades para mantener el contacto con su comunidad:

Revise el artículo del ICOM sobre “Cómo comunicarse (¡e interactuar!) a distancia con su público” y sobre cómo asegurar la pluralidad y la inclusividad de las actividades digitales.

El Museo Palestino lanza su Campaña “Museum from Home – Palestine Perseveres” (Museo desde casa – Palestina persevera) para ofrecer contenido cultural y educativo a usuarios de todas las edades a través de su plataforma en línea (contenido en árabe con resumen en inglés).

El Museo Etnográfico de Istria (Croacia) publica en línea el contenido de la exposición titulada “What are you afraid of? Fear in our everyday life” (¿De qué tiene miedo? El miedo en nuestra vida diaria), la cual, según el museo, es ahora, “por desgracia, más relevante de lo que esperábamos”. Por otro lado, el Museo de Israel ofrece un nuevo vídeo de su exposición titulada “Seated in Seclusion” (Sentados en aislamiento), el cual ha adquirido un nuevo significado ahora que millones de personas están confinadas en sus casas.

El Museo Te Papa creó en su sitio web una “Little Page of Calm” (Pequeña página de calma) en la que ofrece contenido que contribuye al bienestar de su público.

La NEMO publicó el resultado de su encuesta y una colección de ejemplos de iniciativas museísticas a nivel europeo.

Photo by Brett Jordan on Unsplash

3. Manténganse al corriente de la evolución y de las necesidades cambiantes de la sociedad, escuche a sus comunidades e identifique cómo puede ayudar

Intente entender la situación actual y su impacto en la sociedad, especialmente en los grupos comunitarios más vulnerables dentro de su contexto específico. Por ejemplo, hemos visto que la actual crisis está golpeando más fuertemente a las personas sin hogar, a las mujeres en riesgo de violencia doméstica, a niños con dificultades de acceso a la educación, a migrantes y refugiados y a aquellas minorías víctimas de mayor discriminación y xenofobia. Como consecuencia del aumento de despidos por parte de las empresas, aumenta también la vulnerabilidad de los desempleados en este contexto. Recuerde que los trabajadores del sector sanitario se encuentran entre los grupos que sufren mayor presión.

Utilice todos los medios a su disposición para identificar las necesidades de su comunidad:

  • manténgase en contacto con el gobierno y los servicios sociales o médicos, locales o regionales;
  • siga los datos, las estadísticas y las necesidades y peticiones de la sociedad en estos momentos;
  • manténgase en contacto con su comunidad (a través de sus representantes ), en la medida de lo posible, para conocer de primera mano sus necesidades más apremiantes;
  • recuerde los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Son una potente fuente de inspiración porque abordan los desafíos mundiales a tener en cuenta para conseguir un futuro mejor y más sostenible para todos.

Identifique las fortalezas y particularidades de su museo en relación con estas necesidades y organice una lluvia de ideas sobre cómo responder a una o a varias de dichas necesidades.

Puede ser innovador e intentar cosas nuevas, pero también hay soluciones sencillas, como usar su cuenta actual de las redes sociales para sensibilizar sobre medidas de prevención o sobre los peligros de divulgar noticias falsas.

Inspírese en estos ejemplos que muestran distintas formas de ayudar al sistema sanitario:

El Museo Für Naturkunde, en Berlín, está haciendo un seguimiento del brote y ofrece información y enlaces útiles al público a través de su sitio web.

En Normandía (Francia) los museos y otras instituciones relacionadas con el patrimonio están donando sus mascarillas a los profesionales sanitarios. En esta publicación de Facebook puede ver sus iniciativas.

La organización Curators Without Borders (Comisarios sin fronteras) ofrece plantillas en código abierto para fabricar pantallas faciales a partir de los materiales disponibles. Vea las instrucciones si quiere fabricar y distribuir mascarillas en su comunidad.

Tenga en cuenta la dimensión de los derechos humanos del brote y manténgase al corriente de las respuestas de los museos para proteger a los grupos más vulnerables: 

Siga las noticias de Human Rights Watch para conocer la dimensión actual de los derechos humanos de la respuesta a la COVID-19.

El museo de la Homelessness (Reino Unido) ha movilizado a voluntarios a través de su sitio web para ofrecer comida y paquetes sanitarios a las personas sin hogar.

Infórmese de las campañas de las redes sociales del Museo Memoria y Tolerancia (México), diseñado para fomentar los derechos humanos (en materia de racismo, derecho a la salud, a vivienda y a un trabajo digno, de seguridad social y violencia doméstica) en momentos específicos de la pandemia.

Busque orientación e inspiración en otros sectores:

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha publicado “Guidelines for community participation in disaster recovery” (Directrices para la participación comunitaria en la recuperación de desastres).

4. Recuerde que no está solo, manténgase en contacto con sus socios, colaboradores e iniciativas comunitarias

Recuerde que no está solo y que no debe enfrentarse solo a estos nuevos retos sin precedentes.

Contacte con sus colegas, mantenga el contacto con las redes de profesionales, comparta información sobre sus casos de éxito, sobre las dificultades y sobre cómo se está adaptando.

Construya o revitalice las alianzas y la solidaridad con aquellos que también estén intentando ofrecer soluciones y aproveche esa sinergia. Las alianzas intersectoriales con instituciones u ONG de sectores no culturales y las iniciativas comunitarias podrían ayudarle a encontrar nuevas formas de fomentar la resiliencia comunitaria. Al igual que usted, muchos voluntarios e instituciones están trabajando duro para encontrar soluciones y ayudar a la sociedad con el objetivo de ser tan útiles como sea posible. Algunas instituciones crean grupos de trabajo dentro de su organización o con otras organizaciones para fomentar acciones innovadoras. ¡Esto podría ser una opción para su institución!

Revise la Guía ICOM-OCDE, donde encontrará nuevas e innovadoras formas de desarrollar alianzas intersectoriales, además de algunos ejemplos de buenas prácticas para que los museos maximicen su impacto social a través de la cooperación con sectores no culturales. También puede utilizar la Guía para buscar el apoyo de sus gobiernos locales y regionales. Los fondos para la cultura pueden verse seriamente afectados por la actual crisis, pero si los museos adaptan sus actividades para responder a los problemas más apremiantes, especialmente aquellos relacionados con la salud, el bienestar y la justicia, deberían ser capaces de beneficiarse de otros planes de ayuda.

Vea cómo otros unen sus fuerzas para seguir siendo relevantes y ofrecer una respuesta rápida a los problemas y las necesidades actuales a través de alianzas fortalecedoras:

El Ministerio de Cultura de Argentina lanzó una nueva convocatoria de su programa Puntos de Cultura. El objetivo del programa es ofrecer ayuda económica y técnica para la implementación de proyectos culturales comunitarios. A través de esta nueva convocatoria el Ministerio pretende contener los efectos sociales y económicos generados por la pandemia del coronavirus en el sector.

ART Power HK es una plataforma en línea que invita y recibe a todas las organizaciones de la comunidad artística de Hong Kong (p. ej. galerías, museos y otras organizaciones del mundo del arte) que quieran implicarse en su campaña para mantener vivo y atractivo el sector artístico de Hong Kong tras la crisis.

Analice estas directrices e informes, que pueden ayudarle a crear y/o reforzar alianzas que aumenten su impacto social:

La “Guía ICOM-OCDE para gobiernos locales, comunidades y museos” es una hoja de ruta para gobiernos locales, museos y profesionales de los museos sobre cómo definir de manera conjunta una agenda de desarrollo local que promueva un futuro más sostenible.

Revise el informe resultante de la lluvia de ideas de Voices of Culture titulado “Social Inclusion: Partnering with Other Sectors” (Inclusión social: asociación con otros sectores), publicado en octubre de 2018, en el que encontrará una lista tanto de “factores clave para el éxito, como de obstáculos y, en definitiva, recomendaciones sobre cómo mejorar las alianzas entre el sector cultural y otros sectores de este ámbito”.

Photo by Anastasiia Chepinska on Unsplash

5. Aprenda del pasado

Puede aprender de otros que hayan superado situaciones similares en el pasado, incluso si el contexto o el alcance son diferentes. Busque el patrimonio documental disponible y recuerde que hay muchos colegas que comparten sus conocimientos. ¡Hable con ellos, lea y divulgue estas experiencias entre su red de contactos!

¡Ahora hay que ser todavía más empáticos y solidarios! Aprenda de otros museos y otras organizaciones (bibliotecas, archivos, sitios, etc.) con experiencia en la gestión de riesgos en situaciones de desastre y resiliencia. Las iniciativas para apoyar a los grupos más vulnerables y ayudar a solucionar cuestiones difíciles, también se pueden beneficiar de aquellos museos que tienen experiencia en abordar temáticas y problemas difíciles y controvertidos, como las violaciones de los derechos humanos o de los animales, protestas y manifestaciones, conflictos, inmigración, personas sin hogar, el colectivo LGBTIQ+, SIDA y VIH, violencia doméstica y feminicidios indígenas.

La solidaridad, la empatía y la resiliencia son temas que también se han estudiado y documentado durante años desde otros ámbitos, como la psicología y la sociología, y que podrían inspirar a nuestras comunidades y ayudarlas a comprender mejor sus propias reacciones y conductas grupales.

Museos en tiempos de crisis:

Vea la Sesión Plenaria de ICOM Kioto titulada “Museos en tiempos de desastre”, donde el discurso de Alejandra Peña Gutiérrez sobre la experiencia de Puerto Rico en relación con el Huracán María muestra cómo los museos pueden ayudar a reforzar la resiliencia comunitaria y contribuir a la recuperación.

El Museo Nacional de Australia, en Canberra, ha lanzado una iniciativa digital para ofrecer una plataforma nacional en la que narrar historias sobre el terreno y honrar a aquellos trabajadores que luchan en la primera línea en situaciones de emergencia. Esta plataforma es parte de un programa más amplio de recopilación y de servicio a la comunidad dedicado a la crisis de los incendios del verano que sufrió el país.

Museos que abordan asuntos difíciles, sensibles y controvertidos

No pierda de vista el número de Museum International de 2018 titulado “Museums and Contested Histories” (Museos e historias controvertidas), en el que se incluyen ejemplos de cómo los museos pueden abordar algunos problemas sociales actuales de naturaleza controvertida o difícil.

6. Plantéese la posibilidad de organizar una respuesta rápida para recopilar y documentar la crisis y su impacto

Documentar y mostrar la crisis, su impacto y las diferentes formas en que la gente afronta el trauma puede servir para enriquecer sus colecciones y darles un nuevo significado, además de para conservar el conocimiento y los recuerdos para las futuras generaciones. Compruebe si es posible implementar estrategias ya existentes de coleccionismo contemporáneo y de respuesta rápida (coleccionismo de objetos nuevos y/o material digital, testimonios personales a través de trabajos de historia oral, etc.) sin poner en peligro la seguridad de sus trabajadores y demás implicados y sin dejar de lado otras responsabilidades más exigentes.

El mapeo y la visualización de experiencias actuales o la recontextualización de sus colecciones a través del desarrollo de plataformas nuevas y creativas con la ayuda de nuevas adquisiciones podría ser una manera efectiva de interactuar con sus comunidades. El intercambio de sus preocupaciones, pensamientos, necesidades y emociones podría ayudarles a superar mejor el trauma.

Sea cual sea el tamaño de su museo , si también cumple con la misión que usted se haya marcado, puede haber material que documentar y/o recopilar, como nuevas obras de arte sobre la COVID-19, dificultades a las que se enfrentan las personas sin hogar, el impacto sobre el entorno, los nuevos paisajes urbanos, la forma en que las ciudades y las comunidades se ven afectadas por la crisis, etc.

Documentación de la crisis y exposiciones en línea:

El Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti (Argentina) organiza una exposición colectiva titulada “ExpoCuarentena” con aquellos objetos que están acompañando a su público durante la crisis.

El Museo Canadiense de Derechos Humanos está recopilando vídeos y organizando una exposición en línea de historias personales sobre la COVID-19.

Los museos del estado de Colorado (EEUU) están recopilando testimonios e invitan a los miembros de su comunidad a compartir sus experiencias en relación con la COVID-19, ya sea a través de medios digitales o por teléfono, con el objetivo de documentar este momento.

El Museo Erding (Alemania) está recopilando testimonios, objetos y fotografías para documentar la vida durante la crisis del coronavirus y cómo afecta a su comunidad.

Directrices y consideraciones éticas:

Si usted tiene un proyecto parecido o quiere analizar cómo comenzar uno consulte los documentos previos elaborados por el COMCOL (Comité Internacional del ICOM para Incentivar las Colecciones) y compruebe aquí su convocatoria.

La Museums Association de Reino Unido también ha publicado una declaración sobre la deontología del coleccionismo contemporáneo en tiempos del COVID-19.

7. Capitalice la experiencia

Si bien muchos museos siguen aún en plena crisis, algunos están ya empezando a planificar su reapertura. Este puede ser un buen momento para reflexionar sobre la experiencia que su institución y su personal han atravesado (o siguen atravesando). También puede considerar analizar diferentes formas de ayudar a su comunidad a hacer lo mismo.

Dedique tiempo a detectar aquello que durante la crisis fue diferente a las épocas en que trabajaba con “normalidad”. ¿Ha cambiado esta experiencia sus prioridades, como profesional y como institución. 

¿Ha (re)descubierto nuevas fortalezas o desarrollado nuevas habilidades en su institución y entre sus trabajadores durante este periodo? ¿Ha probado algo nuevo con buenos resultados? ¿Ha habido, quizás, algún intento fallido que pueda ser tan útil como los acertados? ¿Ha experimentado dificultades? ¿Ha habido buenos momentos de solidaridad o creatividad?

¿Hay cosas que le gustaría integrar en su nueva forma de trabajar cuando recupere la “normalidad”? (puede ser una nueva práctica o herramienta, algo que haya aprendido de un éxito o un fracaso, una nueva mentalidad o un cambio de prioridades).

Todavía es demasiado pronto para saber cómo afectará la crisis a su comunidad, a sus empleados y a su institución a medio y largo plazo. Sin embargo, recuerde que puede hablar con colegas que ya hayan pasado el peor momento de la crisis y aprovechar su experiencia para hacer planes de cara al futuro. Por ejemplo, puede que ellos ya hayan comprobado si sus visitantes siguen sintiéndose incómodos ante la idea de lugares con mucha gente y eviten visitar los museos incluso después de la crisis.

Las redes profesionales como el ICOM resultan de gran ayuda para el intercambio de conocimientos y experiencias entre colegas de todo el mundo que se enfrenan a dificultades similares.

8. Mantenga la unidad y ayúdenos en nuestros esfuerzos de defensa de los museos

Recuerde que su sostenibilidad es crucial para la contribución a la sostenibilidad de este planeta. La actual crisis de la COVID-19 no es solo una crisis sanitaria, sino también una crisis de desarrollo. Como museos y profesionales de los museos todos tenemos un papel muy importante que jugar para construir un futuro más pacífico, equitativo y sostenible.

Invitamos a todos los museos y profesionales de los museos a que se mantengan al día de nuestros esfuerzos para abogar por los museos, divulguen nuestras declaraciones y estén al corriente de las medidas políticas, fondos de emergencia, esquemas de ayuda y campañas de defensa de los museos que puedan ayudarles a conseguir ayudas. Si no puede encontrar nada de esto a nivel local, regional o nacional, no olvide que estamos aquí para ayudarle.

Revise las iniciativas del ICOM para abogar por los museos:

Lea y divulgue las declaraciones del ICOM sobre la necesidad de fondos de emergencia para los museos durante la crisis de la COVID-19, así como la Declaración de la UNESCO y sus asociados, firmada también por el ICOM, en la que se pide convertir la amenaza de la COVID-19 en una oportunidad para que el patrimonio documental reciba más ayudas.

Contribuya a la encuesta ICOM, Museos, profesionales de museos y COVID-19, diseñada para recopilar información sobre cómo está afectando el actual brote al sector museístico en todo el mundo.

Lea la Resolución del ICOM de 2019 y la Declaración de la presidenta sobre sostenibilidad, y escuche a los inspiradores ponentes de la sesión titulada “Curating Sustainable Futures Through Museums” (Comisariar futuros sostenibles a través de los museos) de la 25ª Conferencia General del ICOM celebrada en Kioto (Japón) en 2019.

Recuerde que nuestros comités nacionales e internacionales, alianzas regionales, organizaciones afiliadas, comités permanentes y grupos de trabajo están ahí para ayudarle: directorio de comités del ICOM.

¡Cuéntenos si tiene alguna experiencia que pudiera resultar de ayuda a otros museos y profesionales de los museos para promover la resiliencia de la comunidad durante estos momentos difíciles!

Contacte con los coordinadores de nuestro Departamento de Museos y Sociedad Afşin Altayli y Marie Claverie si tiene alguna pregunta o aportación: mas@icom.museum

Photo by m on Unsplash