Los museos no tienen fronteras,
tienen una red

La sostenibilidad y el poder de las historias personales fueron dos de los principales ejes en torno a los cuales giró la edición de este año de The Best in Heritage, la cual tuvo lugar del 25 al 27 de septiembre en Dubrovnik (Croacia).

 

Durante su discurso de apertura, el fundador y director de The Best in Heritage, Tomislav Sola, manifestó que, dado que la conferencia era ya un evento consolidado la clave consistía ahora en mantener la curiosidad por el mundo a través de proyectos inspiradores.

La Presidenta del ICOM, Suay Aksoy, incitó a reflexionar sobre el cambio climático e hizo hincapié en el papel que deben jugar los museos y las instituciones patrimoniales en la protección de nuestro planeta.

Errol Van de Werdt, Director General del premio del pasado año, Textiele Museum Tilburg, alabó la importancia del patrimonio como “faro y puerto seguro en tiempos de cambio”.

En línea con el formato tradicional de The Best in Heritage, el evento IMAGINES arrancó con la presentación de 14 innovadores proyectos digitales. Durante su discurso, Tim Powell, de Palacios Reales Históricos, proyecto ganador del año pasado, destacó el valor de hacer las cosas de forma diferente y la importancia de aceptar el fracaso como parte del proceso creativo.

El premio IMAGINES fue para #Romanovs100 y #1917Live, dos proyectos de la cadena de TV Russia Today que, coincidiendo con el Centenario de la Revolución Rusa, recuperan el archivo fotográfico privado de la última familia real de Rusia. El segundo voto popular fue para la exposición del Museo Nacional de Australia dirigida por aborígenes y titulada, Songlines: Tracking the Seven Sisters Interactive, que ofrece un viaje digital mágico a través de una narrativa épica antigua.

Los otros 28 proyectos patrimoniales presentados dentro de la categoría Proyecto de Influencia fueron apasionados tributos a los profesionales de los museos y demás profesionales implicados que los hicieron posibles, así como a las comunidades a las que prestan sus servicios.

La capacidad para interactuar con el público a través de una plataforma para contar historias personales quedó demostrada en las emotivas presentaciones del Museo de la Infancia en Guerra, de Explosión 67 del Centro de Historia de Montreal, y del Museo Estatal de la Historia del Gulag.

Por otro lado, el Museo de Historia Natural y Medioambiental (Japón), el Museo del Mañana (Brasil) y la Asociación de Comités Privados Internacionales para la Salvaguardia de Venecia nos recordaron cómo pueden las instituciones patrimoniales contribuir a lograr un modo de vida sostenible.

El Proyecto de Influencia fue otorgado al desarrollo del Centro LAMO, de la ciudad de Leh (India), por la renovación y conversión de una casa histórica en un dinámico espacio cultural inspirado en la comunidad.

Otros aspirantes al premio de esta categoría fueron la Sociedad Histórica de Detroit, que utilizó una valiente campaña histórica oral para que la comunidad interactuara con un oscuro periodo de la historia de la ciudad, y el Museo de Arte Moderno de Perm (Rusia), que presentó su nuevo planteamiento basado en el trabajo con sus ciudadanos, tanto jóvenes como mayores.

Tras 19 años de compromiso con The Best in Heritage, el ICOM se convirtió este año en el principal socio del evento.